Blogia
ROMANCERO DE LA CUESTA DEL ZARZAL

3. GALICIA EN EL FOCO DE LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL ROMANCERO PAN-HISPÁNICO, 1928-1931.


3. GALICIA EN EL FOCO DE LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL ROMANCERO PAN-HISPÁNICO, 1928-1931. IV. EL PROYECTO DE PUBLICACIÓN DE EPOPEYA Y ROMANCERO FINES DE LOS AÑOS 20, COMIENZOS DE LOS AÑOS 30.

      El caso de Jesús Bal y Gay nos proporciona un buen ejemplo de cómo la Junta para Ampliación de Estudios descubría a quienes serían sus futuros especialistas.

      Juan López Suárez, "médico con vocación de pedagogo, de educador y de galleguista práctico"
56, cuñado de José Castillejo, descubrió en el "Seminario de Estudos Galegos" de Santiago las aficiones musicales de quien, por entonces, era un recluta de Lugo que estudiaba medicina en Madrid y que había sido admitido en la Residencia de Estudiantes (Jesús Bal y Gay) y, sin dudarlo, trató de aprovechar su talento en beneficio de Galicia ofreciéndole trabajo:

    "Viajaba yo —rememorará Bal en Nuestros trabajos y nuestros días— de Santiago (donde estaba haciendo el servicio militar) a Lugo con veinticuatro horas de permiso, y me encontré en el tren de Curtis a Lugo con López Suárez, que me dijo:
    -Usted está coqueteando con la Medicina, y eso no le va a llevar a ninguna parte, porque no será nunca médico. Lo que le interesa es la Música57 (...) ¿No le importaría a usted ir este verano con Torner a recoger materiales para un cancionero gallego?".58

Era el año 1928 y, como resultado de esa oferta de López Suárez, Bal empezó, en efecto, a colaborar en los proyectos del Centro de Estudios Históricos59.

      Aquel mismo año de 1928, un reportaje de "El Sol" sirvió para ganar a la empresa de compilación del Romancero pan-hispánico a otro muchacho de tan sólo diecisiete años de edad natural de la aldea de Barcia, en la parroquia de Piquín, Fonsagrada
(Lugo), que también llegaría a ser, en breve, pieza fundamental en la recolección de la olvidada sub-tradición gallega: Aníbal Otero Álvarez. En carta del año 1930, dirigida a Ramón Menéndez Pidal antes de conocerle personalmente, Otero se presenta a sí mismo y le explica:

    "Hace dos años, animado por la lectura en «El Sol» de que Vd. admitía, para la gran obra que va a publicar, los romances populares que cualquiera le enviase, recogí cuarenta y tantos y los entregué en Galicia a un colaborador, Sr. Martínez Torner. Vd. me escribió entonces la carta de que he hablado"60.

    Como Jesús Bal y Gay recuerda en el tomo II del Cancionero gallego, publicado muchos años después61, Torner y él recorrieron Galicia "durante cinco veranos, de 1928 a 1932", con el propósito de compilar un cancionero gallego, recurriendo a la consulta de archivos y colecciones particulares, a coros gallegos y a la tradición oral directamente.

    "El primer verano lo dedicamos, partiendo de Ribadeo, a un recorrido de las cuatro provincias gallegas, con el propósito de sondear el repertorio vivo y anudar relaciones con personas y entidades (...). Luego, en los veranos siguientes, realizamos nuestra investigación, a fondo, de la tradición oral, a verano por provincia".

Pese al carácter exploratorio que Bal atribuye a la encuesta del primer año, Torner, después de pasar el mes de Setiembre en Asturias, el 29-IX-1928, antes de regresar a Madrid, anunciaba ya a Menéndez Pidal:

    "El Lunes salgo para Madrid con grandes ganas de continuar trabajando. Voy contento porque creo que han de interesarle bastante las versiones de romances recogidas en Galicia".

En parte, esa satisfacción procedía, no hay duda, del encuentro con Aníbal Otero, quien fue prontamente un verdadero guía para Torner en sus encuestas de campo de la comarca y un activo colaborador en lo tocante al romancero, en aspectos no musicales.

      Al año siguiente, Otero contribuyó nuevamente al Archivo romancístico pidalino con otro excelente conjunto de textos lucenses (recogido entre Junio y Agosto de ese año)
62, que en su carta de 1930 describe en términos numéricos:

    "El año pasado recogí 38 distintos a los anteriores, que entregué también al Sr. Torner en el Centro".

A la colección de 1929 añadió, el 13 de Agosto del siguiente año, desde Barcia, un "Apéndice de 1930", que en su carta a Menéndez Pidal contabiliza asimismo diciendo:

    "Este año sólo he recogido cinco, diferentes también de los recogidos antes. Los entregué igualmente al Sr. Torner (...)".

Para entonces, Aníbal Otero había hecho un uso personal muy limitado de su espléndida colección63 y, desengañado, afirmaba:

    "No quiero utilizarla para más nada. Así que está por completo a su disposición. Sólo siento que no sea más numerosa. Pero con un caballo y diez o quince duros no se puede hacer más".

    En 1931, obligado por su padre a residir en Santiago todo el invierno (debido, según dice, a un suspenso que le habían dado en sus estudios universitarios en Madrid), Otero sólo pudo aprovechar "una excursión dominical por Órdenes (La Coruña)" para observar el estado de la tradición en aquella región. No volvió de ella con noticias esperanzadoras de poder emular lo hecho en Lugo, ya que sólo obtuvo tres romances que "antes (...) se cantaban por Reyes y Navidad; ahora apenas se saben porque cantan en su lugar las que llaman cantigas de acordeón"64. Pero aquel mismo año, la Junta para Ampliación de Estudios reconoció sus méritos y le concedió una pensión, con la que recorrió, durante diecinueve días de Octubre (o, posiblemente, Octubre-Noviembre), muy diversos lugares de la provincia de Lugo y la tierra de Oscos, en Asturias, donde la cosecha volvió a ser muy buena65.

      Simultáneamente, Torner y Bal continuaron reuniendo materiales para su Cancionero gallego
66 y ni en la consulta de archivos particulares, ni en la recolección directa por las aldeas de Galicia, descuidaron la rama representada por el Romancero. "Llegado el otoño", según explica Bal, domiciliaban todo en el Centro de Estudios Históricos67. Pero, siempre que anotaban romances, remitían copia de ellos a Menéndez Pidal. Su colección romancística incorporada al Archivo consta de un centenar de textos, algunos con músicas; de otros romances la anotación musical no se remitió a Menéndez Pidal y quedó sólo registrada en la Sección de Folklore del Centro de Estudios Históricos68. Las Memorias publicadas por la Junta para Ampliación de Estudios nos permiten constatar que en el curso 1932-33, Eduardo Martínez Torner y Jesús Bal y Gay, aparte de otros trabajos ya reseñados, habían comenzado en el Centro de Estudios Históricos "la elaboración del Cancionero gallego, cuyos materiales han recogido directamente de la tradición oral en aquella región en seis excursiones"69. En tierras de Lugo, los musicólogos del Centro entrevistaron frecuentemente a los informantes previamente descubiertos por Otero.

Diego Catalán: "El archivo del Romancero, patrimonio de la humanidad. Historia documentada de un siglo de historia" (2001)

NOTAS

56 Según definición de J. Bal en Bal y García Ascot, Nuestros trabajos (1990), p. 90.

57 Jesús Bal y Gay y Rosita García Ascot, Nuestros trabajos (1990), p. 78.

58 Jesús Bal y Gay y Rosita García Ascot, Nuestros trabajos (1990), p. 90.

59  "Don Juan me abrió las puertas del cielo", dirá Bal rememorando el encuentro y sus consecuencias.

60 Carta sin fecha, pero escrita, sin duda alguna, en 1930, por el mes de Setiembre u Octubre.

61  Eduardo M. Torner y Jesús Bal y Gay, Cancionero gallego. Tomo II: Textos literarios y notas al tomo I, La Coruña: Fundación Pedro Barrié de la Maza, Conde de Penosa, 1973, p. 9.

62 Aparte de las copias que se conservan en el Archivo Menéndez Pidal, Otero guardó de esta recolección un "borrador" incompleto ("nun caderniño de follas grampadas") y un cuaderno (de 12 X 15’5 cms.), que describe A. Requeixo, "A tradición romancística galega: a figura de Aníbal Otero", Boletín galega de literatura, n° 15-16, 1° e 2° semestres 1996, pp. 47-76: p. 56.

63 "El uso que he hecho, además, de mi colección es este: en un semanario de Lugo que se tenía que llenar sus páginas, publiqué una pequeña parte de ella, obligado por el director, primo mío. Y recientemente, en el examen de Literatura española, curso de investigación, le presenté como trabajo práctico. Me lo devolvieron después de haberme preguntado algo acerca de ello y de caer en la creencia de que había trabajado a bulto".

64 Carta desde Santiago de Galicia del 31 de Agosto de 1931, dirigida a Menéndez Pidal.

65 Otero diseñó un mapa, con los lugares en que recogió romances en Lugo y Oscos, que se conserva junto con la "única foto enviada por Aníbal Otero de su excursión por Lugo y Asturias en 1931". Aparte de los textos conservados en el Archivo Menéndez Pidal, Otero guardó los materiales reunidos en 1931 en una copia contenida en dos cuadernos (de 21’5 X 15’5 cms.), numerados I y II, que ha descrito A. Requeixo, en la p. 56 del artículo citado en la n. 62.

66 "En agosto y septiembre de 1930 [Torner] verificó su tercera excursión por Galicia para recoger materiales folklóricos a fin de formar el Cancionero Gallego", J.A.E., Memoria cursos 1928-9 y 1929-30, Madrid 1930, p. 166; "En agosto y septiembre de 1932 verificó su quinta y última excursión por Galicia...", Memoria cursos 1931 y 1932, Madrid, 1933, p. 144. "No tengo ningún mal recuerdo de haberme encontrado con gente desagradable, que se negase — o pudiese negarse— a cantar. Fuimos siempre bien recibidos. Nos hospedábamos en los fonduchos que encontrábamos, unas veces en mejores sitios y otras en peores", declara Jesús Bal (Bal y García Ascot, obra citada, p. 94).

67 Bal y García Ascot, Nuestros trabajos (1990), p. 93.

68 Véase D. Catalán, "O Romanceiro Xeral de Galicia" (1997), § b.

69 J.A.E., Memoria 1933 y 1934 (Madrid, 1935), PP. 232-233.

LÁMINAS

Las encuestas realizadas por Aníbal Otero entre 1928 y 1936 en Lugo, Ourense y los territorios de lengua gallego-portuguesa de Asturias y Zamora enriquecieron extraordinariamente el romancero gallego.
Recogida de romances con un fonógrafo. El colector parece ser Aníbal Otero y la ocasión su excursión, pensionada por la Junta para Ampliación de Estudios, en 1931.

Mapa sobre la excursión de 1931 por Lugo y tierra de Oscos (Asturias) de Aníbal Otero y lugares donde encuestó (remitido por A. Otero a R. Menéndez Pidal).

Manuel de Falla con Rosa García Ascot y Jesús Bal y Gay.

 

SUMARIO:

I
PRESENTACIÓN: EL ROMANCERO Y EL ARCHIVO MENÉNDEZ PIDAL

* EL ARCHIVO DEL ROMANCERO, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

II. CREACIÓN Y ORÍGENES DEL ARCHIVO MENÉNDEZ PIDAL DEL ROMANCERO

*1. LOS FONDOS DEL S. XIX

* 2. DESCUBRIMIENTO DE LA TRADICIÓN ORAL CASTELLANA EN 1900

* 3. LOS PRIMEROS PASOS EN LA COMPILACIÓN DE UN ROMANCERO ORAL PAN-HISPÁNICO

* 4. EN BUSCA DE ROMANCES FUERA DE LA PENÍNSULA: EN CANARIAS Y EN LAS COMUNIDADES SEFARDÍES, 1904

* 5. "A POR PAN Y A VER AL DUQUE": PRIMER VIAJE A AMÉRICA, 1905-1906

* 6. EL FONÓGRAFO DE CILINDROS DE CERA VIAJA EN BUSCA DE MELODÍAS, 1905-1906

* 7. LA MÚSICA Y LA DANZA COMO PARTE DEL ROMANCERO, 1905

* 8. ANTE UNA BUENA COSECHA, 1905-1908

* 9. MENÉNDEZ PIDAL HACE INVENTARIO: LAS PRIMERAS MIL QUINIENTAS VERSIONES DEL ARCHIVO Y LAS CONFERENCIAS EN LA COLUMBIA UNIVERSITY DE NUEVA YORK EN 1909

* III EL ROMANCERO HISPÁNICO BAJO LOS AUSPICIOS DE LA JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS

* 1. LA CREACIÓN DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS Y EL ROMANCERO DE RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL

* 2. LOS DIALECTÓLOGOS Y EL ROMANCERO ORAL: 1910-1912

* 3. MANRIQUE DE LARA COLECTA EN ORIENTE EL ROMANCERO SEFARDÍ, 1911-1912

* 4. OTRAS APORTACIONES AL ARCHIVO ANTERIORES A LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL, 1909-1913

* 5. EL ROMANCERO HISPÁNICO DE AMÉRICA DEL NORTE, 1913

* 6. LOS PLIEGOS SUELTOS DE PRAGA LLEGAN AL ARCHIVO, 1913-1914

* 7. MENÉNDEZ PIDAL VUELVE A AMÉRICA, PERO DEJA DE LADO EL ROMANCERO, 1914

* 8. LAS GRANDES ENCUESTAS REGIONALES DE JOSEFINA SELA Y DE EDUARDO M. TORNER, 1914-1920

* 9. MANRIQUE DE LARA, EL ROMANCERO DE LOS JUDÍOS DE MARRUECOS Y DE LA PENÍNSULA Y LA MÚSICA DE LOS VIHUELISTAS, 1915-1922

* 10. POESÍA POPULAR Y ROMANCERO, 1914-1918

* 11. LA GEOGRAFÍA FOLKLÓRICA Y LA EXPLORACIÓN DE REGIONES HASTA EL MOMENTO POCO ENCUESTADAS, 1920

* 12. AURELIO DE LLANO Y EL CONOCIMIENTO DEL ROMANCERO ASTURIANO, 1919-1925

* 13. OTRAS APORTACIONES AL ARCHIVO DE COMIENZOS DE LOS AÑOS 20

* 14. LA TERCERA PARTE DE LA SILVA, PERDIDA, 1921

* 15. EL ARCHIVO DEL ROMANCERO, EN EL OLIVAR DE CHAMARTÍN DE LA ROSA, 1925

* 16. SIGUE LA ACTIVIDAD RECOLECTORA, 1926-1927

* 17. LA CEGUERA TEMPORAL DE MENÉNDEZ PlDAL Y SU "FLOR NUEVA DE ROMANCES VIEJOS", 1926-1928

* 18. MANRIQUE DE LARA NUEVAMENTE EN ORIENTE. EDICIÓN FRUSTRADA DE LAS MÚSICAS DEL ROMANCERO: 1923-1928

* IV. EL PROYECTO DE PUBLICACIÓN DE EPOPEYA Y ROMANCERO FINES DE LOS AÑOS 20, COMIENZOS DE LOS AÑOS 30

* 1. EL ROMANCERO, PARTE DE UNA MAGNA OBRA A PUNTO DE PUBLICARSE

* 2. LAS FUENTES DOCUMENTALES ANTIGUAS

* 3. GALICIA EN EL FOCO DE LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL ROMANCERO PAN-HISPÁNICO, 1928-1931

* 4. APORTACIONES AL ARCHIVO DE COLECCIONES AJENAS. EL ROMANCERO CATALÁN, 1930-1933

* 5. 1930. LOS BAILES ROMANCEADOS QUE AÚN PERDURAN

* 6. NUEVAS CAMPAÑAS DE RECOLECCIÓN DE MÚSICAS Y TEXTOS POR LA SECCIÓN DE FOLKLORE DEL CENTRÓ DE ESTUDIOS HISTÓRICOS, 1930-1936

* 7. PARÁLISIS RECOLECTORA EN PORTUGAL, 1930

* 8. DISCOGRAFÍA Y PELÍCULAS ETNOGRÁFICAS; EL ROMANCERO INCORPORADO A LA ENSEÑANZA ESCOLAR. 1932-1936

* V. LA GUERRA CIVIL. EL ROMANCERO, PARTE DEL TESORO NACIONAL

* 1. DISCONTINUIDAD DE EPOPEYA Y ROMANCERO Y CONTINUIDAD LATENTE DEL ROMANCERO

* 2. MADRID BOMBARDEADO. EL ARCHIVO "REFUGIADO" EN LA EMBAJADA DE MÉXICO

* 3. OCASO DE LA JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS. CONTINUIDAD Y DISCONTINUIDAD DE LOS PROYECTOS DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS

* 4. ANÍBAL OTERO, ENCUESTADOR DEL ROMANCERO Y DEL ATLAS LINGÜÍSTICO, ACUSADO DE ESPIONAJE

* 5. MENÉNDEZ PIDAL, ANCLADO EN CUBA, A LA BÚSQUEDA DE ROMANCES

* 6. VERANO DE 1937. LOS DISCÍPULOS DE MENÉNDEZ PIDAL Y LAS CANCILLERÍAS SE PREOCUPAN DE LA SEGURIDAD DEL ARCHIVO DEL ROMANCERO

* 7. EL ROMANCERO Y LA HISTORIA DE LA LENGUA DE MENÉNDEZ PIDAL VIAJAN COMO PARTE DEL TESORO CULTURAL DE ESPAÑA

* VI. EL ARCHIVO DEL ROMANCERO Y RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL CONFINADOS EN SU CASA

* 1. DEPURACIÓN DE MENÉNDEZ PIDAL. FIN DE SUS PROYECTOS CON UNA PROYECCIÓN NACIONAL, 1939-1941

* 2. EL ROMANCERO DORMITA EN SUS CAJONES, 1939-1945

* 3. UNA NUEVA GENERACIÓN DE ROMANCISTAS TOMA EL RELEVO, 1945-1946

* 4. MENÉNDEZ PIDAL VUELVE AL ROMANCERO, 1946-1950

* 5. LA CARTOGRAFÍA ROMANCÍSTICA Y LA EXPLORACIÓN DE LA TRADICIÓN EN LA SERRANÍA DE CUENCA, EN LAS BALEARES, EN SORIA, EN SEGOVIA, EN ÁVILA, EN LA MESETA MANCHEGA, EN ALISTE Y EN MARRUECOS, 1947-1948

* 6. ÉXITO EN LA TRADICIÓN ORAL DE ALGUNAS VERSIONES FACTICIAS DE LA FLOR NUEVA

* 7. HACIA UNA RECUPERACIÓN DEL ROMANCERO PORTUGUÉS, 1948

* 8. NUEVAS ENCUESTAS: LIÉBANA Y POLACIONES; LA SIERRA DE BÉJAR Y PLASENCIA; SANABRIA. LLEGAN OTRAS APORTACIONES AL ARCHIVO. 1948-1949

* 9. FIN DEL SEMINARIO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS. FINAL DE LAS ENCUESTAS Y PUBLICACIÓN DIFERIDA DE LOS TRABAJOS SOBRE EL ROMANCERO, 1950-1954

* 10. ACTIVIDAD RECOLECTORA EN LA AMÉRICA HISPANA. SU REPERCUSIÓN EN EL "ARCHIVO MENÉNDEZ PIDAL", 1948-1952

* 11. REPERCUSIONES DE LAS PUBLICACIONES SOBRE EL ROMANCERO EN LA EXPLORACIÓN DE LA TRADICIÓN ORAL, 1953-1954

* 12. HACIA UNA EDICIÓN INTEGRAL DE LAS FUENTES IMPRESAS DEL ROMANCERO DEL S. XVI

* VII. LA PUBLICACIÓN DE LOS FONDOS DEL ARCHIVO DEL ROMANCERO ENCOMENDADA AL SEMINARIO  RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL

* 1. EL "SEMINARIO MENÉNDEZ PIDAL" DE LA UNIVERSIDAD DE MADRID Y EL ARCHIVO MENÉNDEZ PIDAL, 1954

* 2. LOS PRIMEROS DIFÍCILES AÑOS DEL "SEMINARIO MENÉNDEZ PIDAL" Y EL ROMANCERO, 1954-1959

* 3. INTENTOS DE ROMPER CON EL AISLAMIENTO INTELECTUAL DE LA ESPAÑA DE LOS AÑOS 50

* 4. GRAN RECOLECCIÓN DE ROMANCES EN LAS ISLAS CANARIAS, 1952-1957

* 5. EL ROMANCERO TRADICIONAL, CUESTIONADO, 1959-1962

* 6. ÚLTIMAS CONTRIBUCIONES DE MENÉNDEZ PlDAL AL ROMANCERO, 1959-1965

* 7. MENÉNDEZ PIDAL EN ISRAEL Y EL ROMANCERO SEFARDÍ, 1964

* 8. EL SEMINARIO MENÉNDEZ PIDAL Y EL FUTURO DEL ARCHIVO-BIBLIOTECA MENÉNDEZ PIDAL, 1963-1966

* 9. REACTIVACIÓN DE LA LABOR EDITORIAL DEL ROMANCERO, 1966

* 10. PROPUESTA DE CREACIÓN CON CAPITAL AMERICANO DE UN CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS EN EL ARCHIVO-BIBLIOTECA MENÉNDEZ PIDAL, 1967-1968

* VIII EL ARCHIVO DEL ROMANCERO RENACE COMO PATRIMONIO CULTURAL DE INTERÉS MUNDIAL

* 1. NON OMNIS MORIAR, 1969

* 2. BELLAS PALABRAS Y NEGRAS REALIDADES, 1969-1970

* 3. ACTIVIDADES DE LA CÁTEDRA-SEMINARIO MENÉNDEZ PIDAL. CATALOGACIÓN DE LOS FONDOS SEFARDÍES DEL ARCHIVO DEL ROMANCERO. LOS FONDOS PATXOT SE HACEN INACCESIBLES. 1969-1971

* 4. EL ARCHIVO DEL ROMANCERO Y LA CONEXIÓN AMERICANA, NUEVAS PERSPECTIVAS, 1971-1975

* 5. EL ROMANCERO ¿AÚN VIVE?, 1973-1975

* 6. CRECER, PARA NO MORIR, 1976-1981

* 7. EL ROMANCERO AÚN VIVE. VOCES NUEVAS DE LA TRADICIÓN ORAL, 1977-1978

* 8. DESCRIPCIÓN Y ANÁLISIS DEL ROMANCERO. UNA NUEVA EMPRESA COLECTIVA, 1977-1984

* 9. LAS GRANDES ENCUESTAS COLECTIVAS DEL PROYECTO DEAPHR, 1980-1984

* 10. LAS TRADICIONES ORALES LEONESAS Y EL ROMANCERO EN LEÓN A FINALES DEL S. XX, 1984-1988

* 11. FIN DE ETAPA. DISPERSIÓN DEL EQUIPO INVESTIGADOR DEL PROYECTO DEAPHR. LA FUNDACIÓN RAMÓN MENÉNDEZ PIDAL Y EL CAPITAL PRIVADO INAUGURAN UNA ÉPOCA NUEVA. 1984-1989

* 12. LOS ARCHIVOS DEL ROMANCERO NUEVAMENTE EN EL FOCO. LOS LABORATORIOS HUMANÍSTICOS INSTALADOS EN EL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS MENÉNDEZ PIDAL, 1988-1998

* 13. EL ROMANCERO ANTE EL CENTENARIO DEL ’98

* EPÍLOGO

* 1.- EL CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS MENÉNDEZ PIDAL DINAMITADO

* 2.- EL ARCHIVO DEL ROMANCERO ANTE LA REESTRUCTURACIÓN DE LA FUNDACIÓN MENÉNDEZ PIDAL Y DEL CENTRO SITO EN CHAMARTÍN

* 3.- LOS FONDOS DEL ARCHIVO DEL ROMANCERO Y LA INVESTIGACIÓN

* 4.- DESPEDIDA

Diseño gráfico:

La Garduña Ilustrada

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres