Blogia
ROMANCERO DE LA CUESTA DEL ZARZAL

EL PAJECICO SACADO DEL MAR

58
EL PAJECICO SACADO DEL MAR

Mañanita, mañanita,
--mañanita de San Juan,
alcé mis paños de Holanda
--y a la mar me fui a lavar.
Encontré un pajecico
--que de mí quiso burlar.
Dile yo un entrepecho
--y a la mar le eché a nadar.
Duele mi corazón, duele,
--de mirarlo allí ahogar;
echéle los mis trenzados
--y saquéle de la mar.
Hícele cama de rosas,
--cabecera de azahar,
cobertor con que se tapa
--las hojas de un limonar.

----Sólo la tradición judeo-española marroquí nos da a conocer este romance; y su debilidad como narración tiende en ella a vincularlo a algún otro para "completar" su historia. Me parece, sin embargo, temáticamente suficiente como aquí lo recojo: con sus dos actos fundados en las dos reacciones de la joven doncella ante el "acosador", el no menos joven e inexperto varón. Una delicada perla de la corona.

Diego Catalán

Imagen: splinder.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres